¿Qué es la SEOP?


Hoy dedicamos este post a describir otra importante institución odontológica como es la SEOP o Sociedad Española de Odontopediatría, y en cómo podemos sacarle partido como higienistas.

La Sociedad Española de Odontopediatría es una sociedad científica que agrupa al colectivo asociado de Odontopediatras, que son los dentistas infantiles que tratan al niño en su integridad.

Ésta es la única asociación, adscrita al Consejo General de Odontólogos de España, que representa la especialidad conocida como Odontopediatría, Odontología Infantil u Odontología Pediátrica y cuyos especialistas son denominados, popularmente, “odontólogos infantiles”, "dentistas de niños" o “dentistas infantiles”.

Sus asociados ofrecen cuidados, tanto preventivos como curativos, a millones de niños desde la infancia más temprana hasta la completa adolescencia de los mismos. Asimismo, también ofrecen cuidados avanzados y altamente especializados a niños y adolescentes con necesidades especiales, tanto físicas como médicas.

La S.E.O.P. es la principal contribuyente en los programas de educación profesional en Odontopediatría, y uno de los referentes en el campo de la promoción de las medidas preventivas, sobretodo a nivel escolar.

La S.E.O.P. es autoridad reconocida en cuidados de salud oral pediátrica y referente en múltiples áreas entre las que destaca:

  • Establecimiento de Protocolos Clínicos en Odontología Pediátrica.
  • Colaboración con los estamentos oficiales para el desarrollo de políticas en Salud Oral Infantil.
  • Defensa de los intereses de los pacientes en el campo de la Salud Oral Infantil.
  • Proveedores de información a padres, docentes y cuidadores, sobre Salud Oral Infantil.
  • Proveedores de educación continuada para odontopediatras.
  • Proveedores de educación continuada para dentistas generales interesados en aprender o mejorar sus conocimientos en Odontología Infantil.
Además según describe su web, la SEOP se implica en el desarrollo y actualización de protocolos clínicos, así como de ofrecer una formación Científica continuada en Odontopediatría, no solo a los odontopediatras sino a todos los profesionales de salud que comparten el objetivo de la salud del niño.

Por tanto en su portal web puedes encontrar información, no solo para los profesionales de la Odontopediatría sino también para otras especialidades de la Odontología así como para otros profesionales de la Salud.

Cuentan con su propia revista sobre odontopediatría, cursos (sobre todo dirigido a odontólogos) y congreso, el cual celebran cada año y en el que sí podemos encontrar cursos odontopediátricos dirigidos específicamente para l@s higienistas.

Algo interesante a destacar de la SEOP es que en su página web puedes consultar de forma pública temas interesantes como el Protocolo Cambra, Dieta y Farmacología infantil, Selladores de Fosas y Fisuras o la Prevención de la Caries infantil entre otros.

También cuenta con un espacio público online dedicado exclusivamente a los padres con FAQ, información sobre la odontología en bebés e incluso embarazo y salud oral, temas de consulta pública y altamente recomendables de leer y tener en cuenta a la hora de tratar con los más peques de la consulta y sobre todo a tener en cuenta para saber transmitir a los padres los valores y la importancia de la salud oral infantil.

Por tanto y para finalizar, aunque actualmente la oferta formativa de la SEOP no es muy amplia para el higienista, si que es interesante su congreso/reunión anual, ya que cuenta con simposios de todo tipos de temas odontopediátricos y cursos específicos para higienistas, y también es importante y a tener en cuenta toda la información sobre salud oral infantil que nos pone a disposición esta institución a través de su web, sobretodo si tratas directamente con niños en consulta o para reforzar esta materia.

Irene Newman, la primera Higienista Dental de la historia


Irene E. Marshall Newman nacida el 4 de Julio de 1875 en Connecticut, EE.UU. fue la primera higienista bucodental del mundo, pionera en dicha disciplina y por tanto históricamente surge en ella los orígenes de nuestra profesión.

Aunque se le debe atribuir la fundación del término “higiene dental” a su primo el Dr. Alfred Civilion Fones, cuya fuerza creativa fue importante en el movimiento de la prevención dental, y el cual fundó en 1913 la Escuela de Higiene Dental Fones que se unió a la Universidad de Bridgeport en 1949, la cual está acreditada desde 1953 como la Primera Escuela de Higiene Dental del mundo. El Dr. Fones es por tanto considerado el padre de la Higiene Bucodental y revolucionario de la prevención oral.

Dr. Alfred Fones
El Dr. Fones también fue el primero en adoptar el uso de un "auxiliar" en la práctica profesional y fue su prima, Irene Newman, su primera ayudante la cual acordó con Fones aprender a limpiar los dientes bajo su dirección. Como elementos de enseñanza, el Dr. Fones utilizó los abundantes dientes extraídos en su práctica clínica, los montó en una estructura de yeso y los pintó para simular cálculos y manchas para que Irene practicara la profilaxis.

Fones consideraba inadecuada la denominación de “enfermera dental” (dental nurse), ya que quedaba relacionada con la enfermedad, mientras que para él la higienista estaba dedicada a la salud y a la prevención de la enfermedad, de ahí que el término que propuso fuera el de “dental hygienistque todavía subsiste.

En 1907, Irene Newman realizó la primera profilaxis oral para el público en el consultorio del Dr. Fones, una cochera en el 10 Washington Avenue de Bridgeport, poniendo en práctica todos los conocimientos aprendidos.

En 1913, con 46.000$ en fondos y donaciones, el Dr. Fones abrió la primera Escuela de Higiene Dental en la parte trasera de la cochera. Treinta y cuatro mujeres fueron aceptadas en la primera clase. Muchas estudiantes eran mujeres maduras maestras de escuela, enfermeras y esposas de médicos. Los cursos incluyeron anatomía del diente, histología y práctica clínica.


Las conferencias en el aula fueron impartidas por dentistas locales, instructores dentales de las universidades cercanas como Hardvard, Yale, Pennsylvania, Columbia College of Physicians and Surgeons, además de otros eminentes especialistas de New York y Bridgeport, e incluso profesionales de Japón.

Para el segundo año, dieciséis sillas dentales verdes (en préstamo) reemplazaron los escritorios de los estudiantes y una gran tina de agua hirviendo era el “centro de esterilización” para los instrumentos.

Sillones verdes en préstamo.

El 5 de Junio de 1914, salieron las primeras veintisiete graduadas que recibieron su título de Higienista Dental, entre los que se encontraba Irene Newman. Pero no fue hasta 1917 cuando finalmente se convirtió, con una licencia mundial que le otorgó el estado de Connecticut al quedar impresionado por estos avances científicos, en la primera higienista, presidiendo además la primera asociación creada para estas profesionales, la Connecticut Dental Hygienist’s Association.


Posteriormente, en 1916 el Dr. Fones publica su primer libro de higiene dental titulado “Mouth Hygiene” el cual dirige a la práctica del higienista, y es en su segunda edición de 1921 donde describe así el papel del higienista: El higienista dental debe considerarse a sí misma como el canal a través del cual el conocimiento de la prevención que la profesión dental ha adquirido debe ser diseminada. El mejor servicio que puede realizar es la educación lenta y laboriosa del paciente en la higiene de la boca y ramas aliadas de la higiene general, siempre se debe tener en cuenta que el objetivo del higienista dental es asegurar la limpieza extrema de la boca en un esfuerzo por privar a las bacterias y volverlas inertes”.

Irene Newman
Además, en este texto Fones afirma que las responsabilidades de los higienistas dentales deben "incluir la eliminación de los depósitos de sarro pesados, grandes acumulaciones y acumulaciones de manchas y placas ", señalando que esto es esencial ante la ciencia de la prevención. "Debe realizarse una verdadera profilaxis preventiva antes del tratamiento, no solo de la caries dental, sino también de cualquiera de las desviaciones de los tejidos de soporte de los dientes”.

Ese mismo año, en 1916, Fones cierra la escuela para darse el tiempo de viajar extensamente a través de Nueva Inglaterra y más allá, dando conferencias a grupos dentales y presentando datos para probar su teoría de higiene oral. Muchas escuelas se establecieron debido a sus esfuerzos.
Mientras y debido al programa de higiene bucodental puesto en marcha en la ciudad, Bridgeport tuvo la tasa de mortalidad más baja de cualquier ciudad grande en el mundo durante la pandemia de influenza de 1918.

Alfred Fones fallece en 1938 a los 69 años, cuya memoria fue honrada por E. Everett Cortright con el edificio Fones Memorial Hall. Y es treinta y tres años después, en 1949, cuando los profesionales dentales y el Junior College of Connecticut (del cual el Dr. Fones era administrador) colaboraron para reabrir la Escuela de Higiene Dental Fones, que ahora se encuentra en el campus de la Universidad de Bridgeport, cerca de los terrenos de la vieja cochera.




En 1950 entrevistan a Irene Newman sobre su participación en esta saga, la cual responde modestamente diciendo: No pensé que ocurriría nada de esto. El trabajo estaba allí para hacerse, y lo hice. Y finalmente, Irene fallece el 15 de Noviembre de 1958 a sus 83 años en Bridgeport, Connecticut dejándonos junto a su primo Alfred el gran legado de una profesión consolidada y afianzada en el mundo dental como es la del Higienista Bucodental.


Técnicas Quirúrgicas Especiales para la Colocación de Implantes


Los implantes han demostrado ser útiles en el tratamiento de pacientes edéntulos, desdentados parciales y dientes unitarios. Es fundamental informar bien al paciente de las características de la técnica y sus alternativas. El objetivo fundamental será restaurar la función, sin olvidar la importancia del resultado estético.

Colocación inmediata tras exodoncias
La colocación de implantes inmediatamente después de la exodoncia de dientes o restos radiculares presenta la ventaja de aprovechar para la osteointegración el potencial de cicatrización ósea del alvéolo y de disponer de un hueso de calidad y con longitud suficiente. El período de la osteointegración se acorta al combinarse con la cicatrización alveolar. Permite disponer fácilmente el implante en la posición del diente natural ya que el reborde alveolar no presenta reabsorción.

Técnicamente se requiere una exodoncia lo más atraumática posible, evitando la fractura de las paredes alveolares. En ocasiones puede ser necesaria la odontosección del diente. Los tejidos blandos granulomatosos de las paredes alveolares deben ser cureteados cuidadosamente. A continuación, se prepara el lecho del implante de forma interradicular, el agujero entre la plataforma del implante y las paredes del lecho debe ser mínimo.

Implantes pterigoideos
Los pacientes afectados por edentulismo parcial en el sector posterior del maxilar plantean un especial reto para la reconstrucción con implantes. La presencia de un seno maxilar muy neumatizado asociado a una cresta alveolar muy reabsorbida en un hueso maxilar esponjoso, impiden la instalación segura de implantes dentales. En 1989, Tulasne presentó una técnica quirúrgica que se basa en la colocación de implantes osteointegrados en la apófisis pterigoides del hueso esfenoides. Desde 1990 se han instalado más de 150 implantes con esta técnica.
  • Técnica quirúrgica: Bajo anestesia local, con la cabeza en hiperextensión, se practica una incisión crestal en el sector posterior del maxilar con descargas mesiovestibular y mesiopalatina para evitar su desgarro. Se eleva el colgajo exponiendo la tuberosidad. La preparación del lecho de los implantes no difiere de la técnica estándar de implantes osteointegrados. No obstante, es necesario disponer de un kit de instrumentos especiales con implantes de 20-30mm. La perforación del lecho se hace en sentido oblicuo anteroposterior y ascendente. Se observará un súbito cambio en la consistencia del hueso perforado al pasar de la tuberosidad esponjosa y blanda a las pterigoides compactas y duras.
  • Resultados: Un 100% de los implantes instalados se osteointegraron. Existe el riesgo potencial de hemorragia al atravesar el plexo pteriogoideo. No obstante, la introducción del propio implante permite controlar dicha eventualidad.


Implantes cigomáticos
En los casos en los que encontramos un maxilar superior con un grado importante de atrofia ósea y en el que, por alguna razón, no podemos indicar las técnicas de injertos para las restauraciones mediante implantes, podemos optar por la colocación de estos implantes cigomáticos.

Se trata de unos implantes autorroscantes de titanio mecanizado de diámetro que oscilan entre los 3,75 y los 4mm. Su longitud puede llegar a los 50mm, según los requerimientos del paciente.
El protocolo recomendado consiste en la colocación de dos implantes cigomáticos, uno a cada lado en combinación con dos o cuatro implantes endóseos estándar a nivel del sector anterior. El período de osteointegración es de seis meses, tras los cuales se completa la restauración mediante la fabricación de una barra rígida que conecta los dos implantes cigomáticos con los ubicados en el sector anterior.

Las ventajas de los implantes cigomáticos son:
  • Se evita realizar una elevación sinusal (injertos inlay), procedimiento de mayor duración y con morbilidad de la zona donante del injerto óseo.
  • Se emplean menos implantes que para una prótesis completa fija de coronas implantosoportada sobre ocho pilares.


Las desventajas de este implante más largo son:
  • Se necesita sedación profunda o anestesia general.
  • Falta de estabilidad en la restauración si uno de los implantes cigomáticos falla.
  • Mayor complejidad protésica debido a su emergencia.


Técnica quirúrgica:
Debe disponerse de una caja quirúrgica específica para éstos. El paciente debe someterse a esta intervención quirúrgica bajo sedación profunda o anestesia general.

Se diseña una incisión ligeramente palatinizada sobre la cresta alveolar que se extiende desde la región del segundo molar hasta la línea media, con una descarga vestical a este nivel.

Se eleva un colgajo mucoperióstico que debe dejar expuestas las siguientes estructuras:
  • Reborde piriforme.
  • Nervio y agujero infraorbitario.
  • Región lateral e inferior del reborde orbitario.
  • Porción anterior del arco cigomático.
  • Región medial y superior del hueso cigomático.


Tras dejar expuesta la pared lateral del seno maxilar se diseca la fibromucosa palatina desde el primer molar hasta el canal incisivo. Posteriormente, se procede a realizar la elevación atraumática de la membrana sinusal accediendo al seno maxilar mediante el diseño de una ventana rectangular posterior.

Una vez finalizada la elevación y rechazo de la membrana sinusal se introduce una fresa redonda larga a través de la cresta alveolar, ligeramente palatalizada. Esta fresa debe entrar en el seno maxilar y acabar en la región más profunda del hueso cigomático para crear una muesca de apoyo para las siguientes fresas (fresas piloto). Debe quedar bien ajustada a la pared lateral del seno maxilar.

La siguiente fresa tiene 2,9mm de diámetro para que coincida con la fresa piloto redonda. Se coloca a través del orificio palatinizado de la cresta alveolar y se introduce hasta la cortical superior del hueso cigomático. Debe evitarse una aproximación peligrosa al reborde orbitario.

La siguiente fresa es la de transición y se coloca mediante el empleo de una guía para entrar por el agujero palatino y en el agujero del hueso cigomático hasta la cortical; abre el orificio para permitir emplear la fresa final.

Ahora debe introducirse una fresa de terraja de 3,5mm de diámetro hasta el hueso cigomático que prepara definitivamente el lecho implantario. Si el hueso del paladar es grueso puede emplearse la fresa de terraja de 4mm para ampliar ligeramente el orifico de entrada palatino del implante. Si el hueso alveolar es estrecho se obvia su empleo.

Una vez finalizada la preparación de este lecho implantario se procede a la colocación del implante. Se confirma la longitud mediante la colocación de un medidor de profundidad, se escoge el implante y se deposita en el campo estéril. Se monta en el transportador de la pieza de mano y se inicia su inserción a baja velocidad. Muchas veces cuando llega al denso hueso cigomático, el torque del motor se para y debe procederse a finalizar su inserción manualmente mediante la llave de carraca especial para estos implantes. Se retira el transportador del implante dejando al descubierto el hexágono externo. Se coloca el tapón de cierre, que queda angulado hacia oclusal, por lo que facilita su colocación.

Se recomienda un período de osteointegración de 6 meses antes de colocar los pilares de cicatrización y proceder a la restauración.

Resultados: 
Branemark ha publicado los resultados del seguimiento de estos implantes durante un período de 10 años presentando un porcentaje de éxitos que supera el 96% (1999).

Transposición del nervio dentario
En la mayoría de pacientes edéntulos en sectores posteriores mandibulares de tiempo de evolución existe una gran reabsorción del reborde alveolar, tanto en anchura como en altura, convirtiendo estos casos en un reto quirúrgico debido a la proximidad del nervio dentario.

Ésta es una de las técnicas utilizadas para solucionar estos casos además de los injertos, la distracción alveolar o el uso de implantes de pequeña longitud.

Técnica quirúrgica: 
Recomendamos la sedación del paciente para obtener su máxima colaboración. El abordaje puede realizarse anterior o posteriormente en función del número y localización de los implantes.

Deberemos realizar un diseño y una elevación cuidadosa del colgajo mucoperióstico para evitar lesiones de las ramas del nervio mentoniano. La incisión supracrestal debe extenderse anteriormente para evitar descargas verticales sobre el nervio mentoniano, el cual debe ser identificado a su salida del foramen.

Se coloca un vessel-loop para ayudar a la retracción del nervio, cuya elasticidad ayuda a prevenir el trauma al nervio durante la retracción. La entrada del orificio es evaluada mediante una sonda roma o con un instrumento específicamente diseñado para comprobar la dirección y la curvatura.

Una vez la anatomía del canal ha sido determinada se utiliza una pieza de mano con una fresa redonda para eliminar el hueso por encima del canal dentario y por debajo creando una ventana de hueso cortical que permite el acceso al canal dentario. Ésta puede extenderse en todo su recorrido si fuese necesario para la colocación de los implantes y puede movilizarse mediante un pequeño escoplo colocado superior e inferiormente para remover el hueso cortical.

El nervio es visualizado en todo su recorrido y el hueso esponjoso se elimina mediante curetas para permitir la movilización del nervio en toda su extensión, lo que permite la preparación del lecho y la colocación del implante bajo visión directa.

El nervio no debe ser recolocado en contacto directo con los implantes, sino que debe colocarse un injerto que ayuda a su integración. También el nervio debe ser recubierto con material de injerto para prevenir su adhesión al periostio y posterior fibrosis. Debe realizarse la sutura para obtener el cierre primario de la herida.

Implantes combinados con injertos óseos microvascularizados
La cirugía radical en pacientes con tumores malignos de la cavidad oral obliga con frecuencia a la resección mandibular, provocando trastornos de la deglución, fonación, masticación y del aspecto facial. Las técnicas de microcirugía permiten la reconstrucción de la continuidad ósea mejorando la deglución y el habla, pero siendo insuficientes para tolerar la rehabilitación con prótesis dentales convencionales.

La asociación de implantes osteointegrados sobre injertos óseos microvascularizados permite una rápida rehabilitación de la función masticatoria. Los implantes pueden insertarse en el hueso donante antes de su introducción en la cavidad oral o bien se pueden insertar cuando la viabilidad del injerto óseo ya ha quedado demostrada.

 *Bibliografía: Cirugía Oral e Implantología. 
Guillermo Raspall. Febrero 2006

I Simposium del Higienista Dental - Zaragoza

El 16 de Junio se celebra en Zaragoza el I Simposium del Higienista Dental con motivo del Día Mundial del Higienista Dental

Organiza HIDES Aragón

¡Evento Gratuito! Consulta el programa e inscríbete ya.

Jornada "Desinfección y Esterilización, medidas de Prevención del Riesgo Laboral en la Clínica Dental" - Avilés


Avilés, 16 de Junio, Jornada "Desinfección y Esterilización, Medidas de Prevención del Riesgo Laboral en la Clínica Dental" dirigido a higienistas y organizado e impartido por HIDES Asturias. En la clausura del evento se hará la entrega del Premio Científico "Irene Newman" en su I Edición.

¡Si no te lo quieres perder inscríbete aquí y consulta el programa de la jornada!